Haz esta oración por la mujer y retribuye su amor

oración por la mujer

Rezar es uno de los ritos religiosos más significativos y comunes, ya que, según se enseña tradicionalmente, es la manera de conectarse directamente con el ser supremo, Dios. Podemos orar por el prójimo, un familiar o algún enfermo, pero realizar una específica oración por la mujer es algo que está cargado de una particularidad especial porque nos referimos al género que da la vida.

Muchos son los desafíos que afrontan las mujeres hoy, sea en el hogar, en el trabajo, en la universidad y en otros espacios de la vida social. Así que, orar por la mujer puede ayudar a brindar una luz y la suficiente fuerza para desarrollarse como ser importante en la actualidad, ¡anímate a practicarlo!

La oración por la mujer

En general, y no sólo la oración por la mujer, es parte de la vida cristiana, de cada bautizado o bautizada. Según la invitación de Jesús, a una oración constante como puede leerse en el libro bíblico Lucas 21, 34-36. “Estad en vela, pues, orando en todo tiempo”; siendo así, la oración es el camino para encontrar el principio de unificación de la propia vida.

Las mujeres que encuentran a Jesús en los textos evangélicos descubren la oración como relación. Son mujeres valientes, que no se rinden, suplican, pero también escuchan, buscan y quieren conocer al hijo del Rey. Esta atención es particular en las mujeres que, en el rezo, saben orientar su deseo hacia Dios.

Leer también:

Oración por la mujer – ¡Gracias, Dios!

A continuación hallarás una oración por la mujer que puedes realizar tanto en privado como acompañada, sea para pedir por una amiga, una compañera de trabajo o estudio, entre otras:

“Señor, mi Dios, gracias por haberme hecho mujer, por poner amor en mi corazón, por darme esperanza y confianza en este camino que llevo adelante con tu ayuda. Señor, te pido en este día que, como mujer firme y valiente, me prepares para cumplir mis labores con tu bendición y tu provisión, dame la sabiduría para tomar decisiones, para entender razones y tener empatía con los demás”.

Continúa tu petición con rendimiento: “Señor, perdona mis errores y límpiame. Me arrepiento cuando a veces he juzgado sin pensar, he herido con mis palabras, cuando mi actitud no ha sido la correcta y he guardado cosas en mi corazón que me han hecho daño también a mí.

Sigue con: Señor, gracias por darme una nueva oportunidad para buscarte con todo mi ser para hacer las cosas adecuadamente y para bendecir a otros con mi manera de vivir y compartir. Ayúdame a ser buena hija, amiga, hermana, madre, esposa, novia, compañera, confidente, consejera y cumplir con los roles que desarrollo en el propósito hermoso que tienes para mí.

Señor, que tu gracia y tu conocimiento llenen mi corazón, que me den el impulso que necesito para hacer bien las cosas buenas, con agradecimiento y sin demora, con contentamiento y alegría. ¡Amén!”

La oración por la mujer y el rol femenino

Es innegable y evidente que en el cristianismo, principalmente las mujeres, han tenido siempre un rol central en la petición, han enseñado a rezar, han cuidado de la oración, pero, sobre todo, han transmitido una confianza firme en la fuerza de esta acción por alguna situación en particular. Sea por una persona, una relación, una amistad e incluso le han impreso una vitalidad especial a la oración por la mujer.

Podremos decir que para la mujer, generadora de vida, la oración se convierte en vida misma, en amor, en esperanza que se traducen en salud, prosperidad, abundancia, éxito o resolución de conflictos. Por fin, una oración por la mujer puede bendecirla y hacer que su realidad cambie a circunstancias positivas para ella y quienes la rodean.

Ahora que ya conoces el poder de la oración por la mujer, te recomendamos leer ahora:

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones