Oración de la noche – Agradecer y pedir protección

oración de la noche

Llevamos una “vida moderna” de muchas ventajas y lados positivos. Y al mismo tiempo muy todo es muy estresante, pues tenemos que estar siempre conectadas, sabiendo de todo, haciendo mil cosas al mismo tiempo, muchas responsabilidades y poco tiempo. Toda esta rutina carrera nos afecta mucho, una vez que, quedamos cansadas, enojadas y sin energía. Pero creas, hacer una oración de la noche puede ser la solución de muchos problemas.

Llegamos a casa al final del día con agotamiento físico y mental enorme, que no tenemos ganas de hacer nada. Por eso, sacar algunos minutos para hacer una oración de la noche te traerá tantos beneficios y hacerte tan bien, que seguramente vale la pena intentarlo.

Oración de la noche – Para tener un sueño tranquilo

Oración de la noche a Nuestra Señora

“Querida Madre, vigila mi sueño, protege a mi familia y conforta a todos los enfermos y afligidos.
Asiste a los agonizantes y los lleva al cielo hacia el Padre.
Antes de dormir, quiero renovar mi Alianza de Amor y recomendar muy especialmente a todos aquellos por quien soy responsable:
(Consagración a Nuestra Señora)
Oh, mi Señora mía, oh mi madre.”

Oración de la noche para recuperar la paz interior

“Mi Padre, ahora que las voces silenciaron y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama mi alma se eleva a Ti, para decir:
¡Creo en Ti, espero en Ti, y te amo con todas mis fuerzas, gloria a Ti, Señor!
Deposito en tus manos la fatiga y la lucha, las alegrías y desencantos de este día que quedó atrás.
¡Si los nervios me traicionaron, si los impulsos egoístas me dominaron, se di lugar al rencor o a la tristeza, perdón, Señor!
Tengas piedad de mí.
Si fui infiel, si pronuncié palabras en vano, si me dejé llevar por la impaciencia, si fui una espina para alguien, ¡perdón Señor!
En esta noche no quiero entregarme al sueño sin sentir en mi alma la seguridad de tu misericordia, tu dulce misericordia completamente gratuita.
¡Señor! Yo te agradezco, mi Padre, porque fuiste la sombra fresca que me cubrió durante todo este día.
Te agradezco porque, invisible, cariñoso y envolvente, cuidaste de mí como una madre, en todas esas horas.
¡Señor! Alrededor de mí todo ya es silencio y calma.
Envía el ángel de la paz a esta casa.
Relaja mis nervios, sostiene mi espíritu, suelta mis tensiones, inunda mi ser de silencio y de serenidad.
Vela por mí, Padre querido, mientras yo me entrego con confianza al sueño, como un niño que duerme feliz en tus brazos.
En tu nombre, Señor, descansaré tranquilo. Amén”.

Oración de la noche de agradecimiento

“Señor, gracias por más ese día.
Gracias por los pequeños y grandes dones que tu bondad pusiste en mi camino en cada instante de esa jornada.
Gracias por la luz, por el agua, por el alimento, por el trabajo, por este techo.
Gracias por la belleza de las criaturas, por el milagro de la vida, por la inocencia de los niños, por el gesto amigo, por el amor.
Gracias por la sorpresa de tu presencia en cada ser.
Gracias por tu amor que nos sostiene y nos protege, por tu perdón que me da siempre una nueva oportunidad y me hace crecer.
Gracias por la alegría de ser útil cada día y con eso tener la oportunidad de servir a quien está a mi lado y de alguna forma, servir a la humanidad.
Que mañana yo sea mejor.
Quiero antes de dormir, perdonar y bendecir a quien me lastimó en este día.
También quiero pedir perdón si lastimé a alguien.
Bendice señor mi descanso, el descanso de mi cuerpo físico y mi cuerpo astral.
Bendice también el descanso de mis seres queridos, mis familiares y mis amigos.
Bendice desde ahora la jornada que voy a emprender mañana
¡Gracias Señor, buenas noches!”

Oración de la noche para tener serenidad

(Comiences con un Padre Nuestro y un Ave María)
“Querido Dios, aquí estoy, el día ha terminado, quiero orar, agradecer.
Mi amor te ofrezco.
Te agradezco, Dios mío, por todo lo que Tú, mi Señor, me diste.
Me guarda a mí, a mi hermano, a mi padre y a mi madre.
Muchas gracias, Dios mío, por todo lo que me diste, das y darás. Amén.
En tu nombre, Señor, descansaré tranquilo.
¡Que así sea!”.

Oración de la noche

“Mi Dios y mi Padre, en Vuestras manos entrego mi espíritu. Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la gracia de Dios y del divino Espíritu Santo. Amén”.

Ahora que acabaste de leer el articulo oración de la noche, ve también otras oraciones que se hacen con mucho amor y fe, sin dudas, te ayudarán a vivir mejor:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea