Salmos que curan y libertan a través de la fe

salmos que curan

Ningún Salmo, en sí, tiene el poder de curar si sólo leemos repetidamente y ciegamente. Lo que el Evangelio de Jesucristo y el amor de Dios nos enseñan es practicar la fe. David escribió varios salmos que curan en que profetiza su victoria y curación. Es esa afirmación que la fe se hace presente.

Los salmos que curan a través de la fe

Después de todo, nosotros los humanos, necesitamos darnos cuenta de cómo somos pequeñas en comparación con la inmensidad del Universo, somos una creación divina, así como muchas y muchas otras creaciones de Dios. Y Él cuida de nosotros y nos da el poder de mover montañas a través de la fe. A través del amor de Dios y a nosotros mismos, los Salmos pueden curarnos.

¿Necesita ayuda espiritual? Haga su cita con un esotérico de Ayuda Mística y tome posesión de su cura.

Compruebe uno de los Salmos de curación más hermoso y poderoso, léalo para sí mismo todas las noches y luego haga una oración:

Salmos que curan y libertan – Salmo 30

  1. Te exaltaré, Señor, porque me levantaste, porque no dejaste que mis enemigos se burlaran de mí.
  2. Señor mi Dios, te pedí ayuda, y me sanaste.
  3. Tú, Señor, me sacaste del sepulcro; me hiciste revivir de entre los muertos.
  4. Canten al Señor, ustedes sus fieles; alaben su santo nombre.
  5. Porque sólo un instante dura su enojo; pero toda una vida su bondad. Si por la noche hay llanto, por la mañana habrá gritos de alegría.
  6. Cuando me sentí seguro, exclamé: «Jamás seré conmovido.»
  7. Tú, Señor, en tu buena voluntad, me afirmaste en elevado baluarte, pero escondiste tu rostro, y yo quedé confundido.
  8. A ti clamo, Señor soberano; a ti me vuelvo suplicante.
  9. ¿Qué ganas tú con que yo muera, con que descienda yo al sepulcro? ¿Acaso el polvo te alabará, o proclamará tu verdad?
  10. Oye, Señor; compadécete de mí. ¡Sé tú, Señor, mi ayuda!
  11. Convertiste mi lamento en danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de fiesta,
  12. para que te cante y te glorifique, y no me quede callado. ¡Señor mi Dios, siempre te daré gracias!

Ahora que usted ya conoce los Salmos que curan, sigue leyendo:

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones